Niño Jesús

Posee la hermandad dos pequeñas tallas del Niño Jesús. Una de ellas, de unos 40 cm., procede de la corporación penitencial. Es de talla completa, acostumbrándose a vestirlo para lo que posee un rico ajuar.

Más interesante aun es la de la antigua Sacramental, imagen algo mayor que la anterior, de unos 65 cm. de altura y situada en el ático del retablo de la Virgen de las Nieves. Ostenta también ajuar para vestir en las diferentes celebraciones. Se atribuye al círculo de Martínez Montañés en el siglo XVII.

Dependiendo del carácter sacramental o penitencial de los actos o cultos que se celebren, la hermandad expone al culto una de las dos imágenes.

4
3

San Isidoro

La imagen que posee la Hermandad de San Isidoro es la figura de plata y marfil que lleva el paso de Nuestra Señora de Loreto en el frontal. Es obra de Fernando Marmolejo de 1976.

Simón Cirineo

Corresponde a la gubia de Francisco Antonio Gijón, estando documentada y fechada la entrega de la imagen el día 5 de mayo de 1688.

Es una talla completa en madera policromada, que representa a Simón de Cirene en el momento en que ayuda a Jesús a cargar con el peso de la cruz (Mateo 27:32, Marcos 15:21 y Lucas 23:26). Así, la imagen se inclina impetuosamente, esfuerzo que denotan las articulaciones. La tensión se acompaña de un excelente tratamiento en los pliegues de sus vestiduras. Ruiz Gijón recrea aquí la figura del hombre sencillo de a pie, imprimiendo un cariz sumamente realista a la iconografía de nuestro misterio.

Es una obra única, considerada como tal desde antaño. Participó en el mes de abril de 1977 en una exposición sobre imaginaria sevillana celebrada en Madrid. Está considerada como la mejor escultura no sacra de cuantas procesionan en la Semana Santa Sevillana, aserto que corroboran especialistas tan cualificados como Hernández Díaz, Bernales Ballesteros o Palomero Páramo. Pese a su extraordinaria calidad, hay que encuadrarla como una parte integrante dentro de un todo, siendo parte esencial para el perfecto entendimiento del Misterio que titula a nuestra Hermandad. Ruiz Gijón realizó esta imagen, un paso perdido en la invasión francesa y con casi total seguridad intervino en la realización del Señor.

Hasta la restauración del templo de San Isidoro la hermandad lo tenía expuesto en una hornacina de la propia Capilla del Señor. Desde la reapertura del mismo en 1990 se ubica en un arco en el atrio de la puerta que se encuentra bajo el campanario.

simón cirineo